Natación: Anímate con los virajes

Home | Natación | Natación: Anímate con los virajes
Natación: Anímate con los virajes

¿Qué es el viraje?[spacer height=”20px”]

El viraje de Natación es un gesto técnico (volteo) por el que se produce un cambio de sentido en el nado y se produce cada vez que llegamos a un extremo de la pared de la piscina. Forma parte del aprendizaje de la técnica, ya que el dominio de dicho viraje hará que mejoremos como nadador, mejorando también nuestro rendimiento de manera general. Este gesto no es obligatorio entre los nadadores, pero sí es muy práctico para mantener el ritmo de nado.[spacer height=”20px”]

Por otro lado, dependiendo del estilo al que estemos nadando, haremos un tipo de viraje u otro.[spacer height=”20px”]

En este artículo detallaré el viraje perteneciente a la técnica de crol, pero también podemos diferenciar el viraje perteneciente a cuando nadamos a braza. Si estamos nadando a espalda completa, el viraje se realiza exactamente igual que el de crol, solo que unos metros antes de llegar a la pared hay que darse la vuelta para partir desde la posición boca abajo (crol).[spacer height=”20px”]

Fases para realizar un buen viraje:[spacer height=”20px”]

Aproximación a la pared: Es importante saber que al aproximarme a la pared para comenzar el viraje debo mantener la velocidad y no disminuirla, ya que cuanto más rápido llegue a la pared, más eficaz será nuestro viraje. La única dificultad que puede tener esta primera fase es conocer bien la distancia a la que tengo que comenzar a realizar el volteo. Para ello, solo tendré que fijarme en la “T” dibujada en el fondo de la piscina, la cual nos indica que estamos a una distancia de 2 metros hasta llegar a la pared.[spacer height=”20px”]

Giro: Justo antes de comenzar el giro, deberás coger aire. Lleva el mentón al pecho con los brazos pegados al cuerpo y enrolla tu cuerpo flexionando las piernas. Cuando las plantas de tus pies toquen la pared, lleva tus brazos hacia delante extendidos sobre tu cabeza y el giro habrá terminado.[spacer height=”20px”]

Impulso: Los pies deben estar juntos con una pequeña inclinación hacia un lado y, en cuestión de segundos, empuja con la planta de tus pies la pared, permaneciendo en paralelo al lateral de la piscina. Atención: ¡No te impulses ni hacia la superficie del agua ni hacia el fondo![spacer height=”20px”]

Deslizamiento: Aquí terminarás de girar tu cuerpo para volver a la posición inicial (boca abajo). Se deberá mantener los brazos hacia delante, con la cabeza metida entre los hombros para aprovechar la inercia.[spacer height=”20px”]

Reanudación del nado: Cuando la velocidad de tu impulso ya disminuya, sube a la superficie moviendo las piernas y retoma el movimiento de los brazos.[spacer height=”20px”]

Siguiendo estas 5 fases te será muy sencillo realizar el viraje de crol, pero no te engañes. ¡Sólo con práctica y constancia, acabarás dominándolo! No hay otra manera de aprenderlo.[spacer height=”20px”]

[spacer height=”20px”]

Ejercicios a practicar antes de comenzar a realizar un viraje: [spacer height=”20px”]

Si es la primera vez que quieres practicar el viraje, debes saber que no se hará nunca directamente en la pared, sino que requiere la práctica de algunos ejercicios en progresión. Al menos, es lo que te aconsejo, sobretodo si te da impresión el simple volteo en sí.[spacer height=”20px”]

Primer ejercicio: Desde la posición de pie, da un salto e impúlsate para hacer un volteo. Vuelve a tu posición de pie. Importante: Al girar, deja que el aire salga de la nariz para que no te entre agua.[spacer height=”20px”]

Segundo ejercicio: Desde la pared, impúlsate con los pies y da el giro para dar sensación de velocidad a éste.[spacer height=”20px”]

Tercer ejercicio: Prueba a iniciar el nado y luego a realizar el giro, es decir, desde nadando, cuenta 6 u 8 brazadas y da un giro, volviendo al nado. Por supuesto, alejado todavía de la pared.[spacer height=”20px”]

Una vez practicado varias veces cada ejercicio, puedes atreverte con seguir las cinco fases nombradas anteriormente. Es posible que las primeras veces te quedes corto para impulsarte de la pared con los pies, pero conforme lo vayas practicando, aprenderás a coger tu medida perfecta. ¡No olvides guiarte con la “T” del fondo![spacer height=”20px”]

 En resumen: El volteo es parte de un buen aprendizaje en la Natación. A muchas personas les resulta incómodo y poco práctico de realizar cada vez que llegan a la pared, pero con un poco de práctica se puede aprender a realizarlo correctamente.[spacer height=”20px”]

Espero que este artículo os sirva de ayuda y que los que no lo hayan probado porque lo vean muy difícil, ¡lo intenten! El único truco existente: “La práctica hace el maestro”.[spacer height=”30px”]


Leila Fernández – 
Monitora de Natación en Vals Sport Cónsul