Tipos de ejercicios en situaciones especiales

Home | Fitness | Tipos de ejercicios en situaciones especiales
Tipos de ejercicios en situaciones especiales

Hoy día, la mayoría de nosotros practicamos actividad física de manera placentera para dejar a un lado el estrés del trabajo o bien para moldear nuestro cuerpo y sentirnos mejor, pero de hace unos años atrás la cosa ha cambiado un poco. ¿Quién de nosotros no tiene un vecino que nunca hacía actividad física y de repente se hace en menos de un año dos maratones o una media? O más difícil aún: ¿corre carreras de montaña?[spacer height=”20px”]

Pues vamos a facilitar información de este tipo de entrenamiento en alturas y a ver si todo lo que se dice o leo en internet es verdad.[spacer height=”20px”]

Cuando entrenamos en altura la presión barométrica se reduce, con lo cual existe un menor PO2 que limita la difusión pulmonar, el transporte de 02 a los tejidos y la liberación de o2 (hipoxia) a los tejidos.[spacer height=”20px”]

En estos casos, la altura no es el único factor que afecta al sistema, sino que la temperatura media cuanto mayor sea menos desciende la presión atmosférica, de ahí que los alpinistas escalen montañas en verano. Este descenso de rendimiento es causado por el déficit de presión parcial de 02 a los tejidos y, para que este descenso de rendimiento no se produzca, debemos entrenarlo. Para ello, puedes utilizar varias formas, sobre todo si te encuentras a varios meses de alguna carrera en altitud.[spacer height=”20px”]

[spacer height=”20px”]

Entrenar alto para rendir alto[spacer height=”20px”]

Se ha comprobado que, tras 12 días en altura, la mejora del rendimiento es de un 45% debido a la mejora de dos mecanismos: mejoría de vo2max conseguida por la aclimatación (mejoras de transporte de 02, mayor concentración de hemoglobina y el aumento hematocrito) y por el entrenamiento en altitud, que mejora la hipoxia aguda a corto plazo y crónica a largo plazo, ahorrando glucógeno muscular.[spacer height=”20px”]

Igual que este tipo de entrenamientos en altura, siempre y cuando dejemos una aclimatación de dos tres semanas, es efectivo el entrenar en altitud para rendir a nivel del mar no está totalmente demostrado que sea eficiente.[spacer height=”20px”]

Con esto concluimos que, para competir en altura, es necesario una aclimatación de 3-4 semanas antes de la prueba, que tras la estancia en la altura la mejora se observa hasta 3 semanas después y, que si vivimos alto y entrenamos más bajo, el entrenamiento no puede ser superior a 1500m para darle la intensidad adecuada.[spacer height=”30px”]

Estefanía Méndez – Instructora Fitness en Vals Sport Cónsul